Maider López

Theo Tegelaers: Polder Cup, 2011

<<<<<

Fútbol en el pólder

El trabajo Polder Cup de Maider López surge de una colaboración entre el Centro de Arte Contemporáneo Witte de With y SKOR, una fundación holandesa que promueve la presencia de arte contemporáneo en espacios públicos. En 2009, ambos centros decidieron trabajar juntos en el proyecto Between You and I que se ideó para la fachada del edificio del Witte de With y que versaba sobre los límites entre la esfera pública y la institucional. Se creó una interfaz entre la audiencia y el público general mediante el uso de esta fachada como panel publicitario para exponer el programa de Witte de With en torno al tema de la moralidad.

Maider López no quiso desaprovechar esta oportunidad de cubrir temporalmente la fachada del Witte de With como modo de evaluar las aspiraciones de un centro de exposiciones de arte contemporáneo que trabaja en el dominio público. La implicación de SKOR, un centro especializado precisamente en la esfera pública, legitimaba en gran medida su propuesta. La idea parece sencilla: un torneo de fútbol en una de las expresiones más iconográficas del paisaje holandés: el pólder. Al principio no parecía un lugar demasiado especial, pero a lo largo del desarrollo del proyecto quedó patente que este escenario era el resultado de una estrategia meticulosamente pensada. Maider López colgó en la fachada del Witte de With un banner gigante con un montaje fotográfico de los campos de fútbol en un pólder. No sólo servía para anunciar el proyecto, sino que al mismo tiempo hacía referencia al pólder de Ottoland, donde tendría lugar el evento, cerca de Graafstroom (Países Bajos). Witte de With se convirtió en el centro de coordinación para la inscripción de participantes y voluntarios.

El pólder sería el lugar en el que SKOR y Witte de With se comprometerían con un nuevo contexto social en el que el fútbol sirve para unir a personas de distintos contextos.

Los holandeses son conocidos por su cultura del consenso, es decir, por buscar acuerdos a través del diálogo para crear un consenso que perjudique lo menos posible a todos los implicados. En el ámbito público, este fenómeno se expresa muchas veces a través de una excesiva regulación que hace que haya muy poco margen para las interpretaciones espontáneas o ambiguas en relación con el uso del espacio público. Las interpretaciones individuales apenas tienen cabida en la cultura del consenso porque son restringidas inmediatamente por el reglamento. Este enfoque queda perfectamente reflejado en la prolongación de debates y negociaciones acerca de quién decide las normas y cómo son aplicadas.

Maider López pretendía que Polder Cup desorganizara los hábitos cotidianos y transformara la función agraria tradicional del paisaje del pólder en una más recreativa, en este caso, un campo de fútbol. Para ello recurrió al poder y al impacto visual de la imagen: de hecho, este proyecto fue desarrollado a partir de la imagen. El espacio público es su espacio de trabajo y ella actúa como la directora del mismo. Utiliza las localizaciones que elige para sus proyectos como estudios provisionales que primero hay que organizar, lo cual requiere una atención meticulosa a los detalles durante la fase de preparación que sin duda se puede apreciar en la ejecución de Polder Cup. Además, el contexto social también juega un papel importante. El carácter abierto del evento y su peculiar naturaleza atraen a personas con inquietudes y dispuestas a participar.

Es posible que para algunos Polder Cup no sea más que un evento bien organizado y un motivo suficiente para disfrutar de una jornada divertida y relajante en compañía de los demás, mientras que otros reflexionarán sobre las posibles implicaciones de este proyecto. Para Maider López se trata, en última instancia, de crear imágenes nuevas, imágenes que tienen la capacidad de cuestionar los factores sociales en el arte, el papel del público en el espacio público y la relación entre lo colectivo y lo individual.

A la hora de organizar el espacio público, solemos eludir la cuestión de si realmente satisface todos los requisitos necesarios. Por ejemplo,  ¿los cambios introducidos brindan oportunidades que faciliten usos del espacio público anteriormente no previstos? Asimismo, en ocasiones no nos percatamos de cómo influyen estos cambios sobre la conducta social. ¿Hasta qué punto dirige el espacio público nuestro comportamiento?

Maider López quiere romper los patrones de conducta tradicionales con sus proyectos e intervenciones en el espacio público. Mediante la introducción de normas nuevas, desea abordar a las personas como individuos y como miembros de la comunidad. Sus proyectos promueven la interacción y la comunicación. En su obra es fundamental la comunicación entre artistas y centros de arte, entre gobiernos y grupos sociales y, finalmente, entre los propios individuos. En este contexto, una imagen visualmente sugerente puede tener un papel decisivo.

 

Theo Tegelaers

 

proyecto